A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Home / De cine / BORAT SUBSEQUENT MOVIEFILM CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

BORAT SUBSEQUENT MOVIEFILM CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

 BORAT SUBSEQUENT MOVIEFILM

 

Género:         Falso Documental/comedia

Año:               2020

Duración:      97 minutos

País:               INGLATERRA

Director:       Jason Woliner

Guión:           Sacha Baron Cohen, Anthony Hines, Dan Swimer,                                      Peter Baynham, Erica Rivinoja, Dan Mazer, Jena Friedman,                           Lee Kern

Música:        Erran Baron Cohen

Fotografía:   Luke Geissbuhler

Productora:  Coproducción Estados Unidos-Reino Unido; Four by Two                          Films. Distribuida por Amazon Prime Video

Intérpretes:  Sacha Baron Cohen, Maria Bakalova, Dani Popescu,                                   Manuel Vieru, Alin Popa, Rudy Giuliani, Mike Pence,                                  Macy Chanel, Tom Hanks

 

                      BORAT SUBSEQUENT MOVIEFILM

 

CRÍTICA DE CINE POR: ÀNGEL MARTÍNEZ

 

Después del fracaso en sus últimas 3 películas, Sacha Baron Cohen, ha tenido que regresar a la senda de su primer gran proyecto, Borat (2006)

Borat, la Secuela, hace que el escándalo y la vulgaridad, sean su código genético. El reportero alter-ego de Sacha Baron Cohen, elige siempre los más bajos instintos, para escandalizar en lo horripilante a nuestra sociedad, maltrecha por la pandemia. Sienta bien reírse de lo grotesco, abochornarnos ajenamente de las bajezas del ser humano. A veces es mejor no entrar en detalles técnicos, si solo queremos reírnos. Sacha Baron Cohen, es el Santiago Segura inglés, la misma caspa y falta de talento cinematográfico.

Si en su primera entrega, los actores parecían que no lo eran, y el fetichismo coprófago, y el antisemitismo se servía en raciones industriales, para estupefacción del americano conservador. Su diana la fija el realizador y actor, contra el anglosajón votante de Trump, que guarda en el altillo su traje del KKK y la bandera sureña confederada.

Tras la risa pretendida, en el falso documental que nos presenta como su espina dorsal, se nota y mucho, que está previamente ensayado. Y de falso, sólo queda el movimiento de la cámara, que no usa una steadycam, para que se note el cabeceo, de una cámara al hombro. La música aunque no destacable, cumple su función.

La película empieza, con un alto cargo del gobierno, proponiéndole a Borat, el periodista estrella de Kazajistán, una nueva aventura en los USA, que se centra en Donald Trump, y su círculo más cercano.

No sé si Kazajistán, se sentirá agradecido o herido, al ver que un inglés, vende una imagen de país sub-desarrollado, que viven en chabolas, un país de bárbaros machistas y racistas, una dictadura temible.

En El Dictador (2012), se centró en los musulmanes, y en sus emiratos dictatoriales, donde el Rey es un semidiós, que ejerce su cargo con tiranía. Espero que algún día lo compense, mostrando las atrocidades cometidas en los cinco continentes, por parte de su Inglaterra inmaculada. Fue una película, en la que irónicamente se grabaron algunas secuelas en Sevilla, en la plaza de España. Resultó ser lo mejor de la película, el resto, digno del olvido.

En Borat, la Secuela, el protagonista se mezcla con los clásicos forofos de la asociación americana del rifle, y otros miembros de los WASP. Lo hace para reflejar la mentalidad sub-desarrollada y ponerlos en evidencia. Aparecen personas reaccionarias, que forman milicias armadas, al borde de la 2ª Guerra Civil Americana. Y para que no se note tanto, incluye a algún afro-americano, retratado como persona equilibrada y tolerante.

Cuando Baron Cohen, tuvo la ocurrencia de perpetrar en horror de filme Brüno (2009),  eligió como promoción gratuita, su asalto como espontaneo en un desfile de moda en París. En Borat, La Secuela¸ ha sido Rudolph Giuliani  su portal de anuncios, y lo ha sumido en un escándalo tuitero, por invitar, el que fuera gran héroe y ex Alcalde de Nueva York, a una periodista de 22 años, a la postre hija de Borat, a su habitación del hotel.

Está claro que estaba pactado, pero ha coincidido su estreno mundial en Amazon, con las elecciones EEUU, y claro los Demócratas, tenían que aprovechar el affaire, para sumar votos.

 

El cine como arte es un derecho, y como terapia, un narcótico.

Mi puntuación es de 3    (sobre                     )

Àngel Martinez

Check Also

La directora de teatro Cecilia Gessa, afianzada con su productora Gessas Producciones, y nos presenta Fahrenheit 108

La directora de teatro Cecilia Gessa, afianzada con su productora Gessas Producciones, con la que junto a Álvaro …

Uso de cookies

PrimacíaTV.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR