A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Home / Actualidad / El rey Felipe VI ha vuelto a Cataluña para asistir a dos actos de conmemoración de los 25 años de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992,.

El rey Felipe VI ha vuelto a Cataluña para asistir a dos actos de conmemoración de los 25 años de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992,.

Actos conmemorativos del 25 aniversario de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992

© Casa de S.M. el Rey Barcelona, 25.07.2017

Don Felipe acompañado por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría; el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, y el presidente del Comité Paralímpico Internacional (CPI), Philip Craven, entre otras personalidades, presidió la celebración del 30º aniversario del Centro de Rendimiento Deportivo (CAR) de Sant Cugat del Vallés, durante el acto estuvo.

Tras la entrega de reconocimientos a los impulsores del CAR, Su Majestad el Rey dirigió unas palabras en las que destacó que “dentro de lo que significaba organizar los JJOO y Paralímpicos, para la ciudad de Barcelona, y para el resto de Cataluña y toda España, estaba la oportunidad —y diría que la obligación— de dar un gran salto en lo deportivo. El objetivo era trascender los buenos resultados concretos −de medallas y diplomas que, como país anfitrión, España sí debía lograr para certificar un éxito más redondo de todo aquel esfuerzo; era elevar también el nivel deportivo de la ciudad y de nuestro país en todos los aspectos: en cultura deportiva, en educación para el deporte, en organización e infraestructuras deportivas, en patrocinios…”

Asimismo, recordó que “hace unas semanas conmemorábamos las elecciones generales de 1977 o el ingreso de España en el Consejo de Europa; hechos que hace cuarenta años supusieron, entre otros, el punto de partida de una nueva etapa que se caracterizaría por la consolidación de nuestra convivencia democrática, por el desarrollo del nivel de vida de nuestros ciudadanos y por la afirmación y la proyección de España en el escenario internacional”, y añadió que era “el inicio de una trayectoria ascendente que en pocos lustros alcanzaría hitos indiscutibles que confirmaron el acierto del camino que habíamos emprendido. A los Juegos Olímpicos de Barcelona, en aquel año inolvidable de 1992 en el que conmemoramos el V Centenario del Encuentro de Dos Mundos, se sumaron la Exposición Universal de Sevilla y la Capitalidad Europea de la Cultura de Madrid”.

“Ninguno de estos acontecimientos fue fruto de la improvisación o de una determinada coyuntura sino que constituyeron una prueba evidente del progreso de una sociedad que avanzaba de la mano en todos los órdenes. Fueron también el fruto del mayor espíritu de superación, el resultado lógico de un trabajo metódico y tenaz, y la consecuencia de una capacidad de previsión y planificación encaminada a conseguir la mejor proyección de España”.

Su Majestad el Rey quiso poner de relieve que “hoy el CAR de Sant Cugat es el centro de referencia del alto rendimiento deportivo del sur de Europa. Durante estos 30 años, deportistas del CAR han conseguido 46 medallas en Juegos Olímpicos y Paralímpicos; 347 medallas en campeonatos del mundo y 517 en europeos. Una entidad con una visión integral del deporte, que sitúa al deportista en el centro de los avances científicos y que tiene a la innovación y el liderazgo como señas de identidad”.

Finalizada su intervención, Don Felipe acompañado por el presidente de la Generalitat, hizo entrega al Presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, de una escultura de Rosa Serra representando a dos atletas en movimiento.

Su Majestad el Rey, a su llegada al Centro de Alto Rendimiento Deportivo de Sant Cugat del Vallés, conversa con las autoridades que le han recibido Don Felipe durante la firma en el libro de Honor del Centro de Alto Rendimiento Deportivo Fotografía de grupo con Su Majestad el Rey junto a las autoridades asistentes al acto Su Majestad el Rey conversa con el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont Don Felipe saluda a varios alumnos del Centro de Alto Rendimiento Deportivo Su Majestad el Rey, acompañado por las autoridades, se traslada al pabellón de tenis del Centro de Alto Rendimiento Deportivo Don Felipe ocupa su lugar en la fila de honor Su Majestad el Rey entrega el reconocimiento al secretario general del Deporte entre los años 1980 y 1997 e impulsor del CAR, Josep Lluís Vilaseca Don Felipe con Josep Lluís Vilaseca, tras recibir el reconocimiento Su Majestad el Rey durante su intervención Don Felipe durante su intervención Su Majestad el Rey, acompañado por el presidente de la Generalitat, entrega un reconocimiento al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas  Su Majestad el Rey y el presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, durante el encuentro mantenido en el Palacio Albéniz Don Felipe recibe el saludo del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, a su llegada al Palacio Albéniz Don Felipe es saludado por el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, a su llegada al Palacio Albéniz Don Felipe recibe el saludo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, a su llegada al Palacio Albéniz Don Felipe acompañado por las autoridades y deportistas olímpicos y paralímpicos asistentes al acto Fotografía de grupo con autoridades y deportistas olímpicos y paralímpicos asistentes al acto del Palacio Albéniz Su Majestad el Rey acompañado por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el exalcalde de Barcelona y expresidente del COOB’92, Pascual Maragall Don Felipe durante su intervención en el Palacio Albéniz Su Majestad el Rey dirige unas palabras en el acto celebrado en el Palacio Albéniz Llegada de la Llama Olímpica al escenario Don Felipe recibe la Bandera Olímpica y Paralímpica Su Majestad el Rey entrega la Bandera Olímpica y Paralímpica al presidente de la Fundación CET10, Carles Meilan

 

El Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat del Vallés es una entidad que fue creada por la Ley 13/88, de 31 de diciembre (DOGC 1988), El CAR está adscrito a la Secretaria General de l’Esport, que tiene un convenio de financiación con el Consejo Superior de Deportes. Es funcionalmente una estructura de soporte de la máxima calidad científico-técnica para el deporte en general y muy especialmente para el deporte de alto nivel. Este Centro inició sus actividades en el año 1987 como un instrumento de mejora del deportista de alto rendimiento, poniendo a su disposición los medios materiales, técnicos, pedagógicos, científicos y humanos necesarios, velando siempre por su formación integral y haciendo llegar a la sociedad los conocimientos generados por estas actividades.

El Centro pone a disposición de sus deportistas las herramientas necesarias para su desarrollo educativo. Los deportistas del CAR pueden asistir a clases de Bachillerato y ESO en el Instituto ubicado en las mismas instalaciones del CAR, con un profesorado altamente cualificado. Además cuenta con una residencia para concentraciones. Son muchas las selecciones y equipos de diferentes modalidades deportivas (fútbol, balonmano, voleibol, hockey, tenis, natación, gimnasia, taekwondo, etc.) que realizan sus concentraciones de preparación en el CAR.

Por la tarde, antes de asistir a la recepción ofrecida por el Ayuntamiento de Barcelona en conmemoración de los 25 años de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona 1992, Su Majestad el Rey se reunió, en el Palacio Albéniz, con el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

Posteriormente Don Felipe asistió a la recepción acompañado por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont; el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; el presidente de Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, y el presidente del Comité Paralímpico Internacional (CPI), Philip Craven, entre otras personalidades.

Tras la proyección de un video y las intervenciones de algunas de las autoridades asistentes, Su Majestad el Rey pronunció unas palabras en las que destacó que “como abanderado de nuestro equipo nacional entonces, no puedo dejar de recordar la emoción profunda que sentí al representar a España en aquella cita histórica: el inmenso orgullo de encabezar un grupo de deportistas que representaban todo lo que somos y lo que podemos hacer y conseguir juntos. Debo confesar que segundos antes de salir al Estadio de Montjüic se agolpaban muchos sentimientos y unas tremendas ganas de compartirlos con miles y miles de personas que al vernos nos arroparon con un estallido de entusiasmo inolvidable”.

Asimismo, subrayó que en “este acto en el que también celebramos aquellos Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Barcelona como uno de los eventos más representativos del progreso y de la proyección de nuestro país en nuestra historia más reciente – ya pocos metros del estadio olímpico -, quiero referirnos brevemente a dos cuestiones que nos permiten tener una visión más completa de Barcelona 92: por un lado, la aportación singular de esta ciudad a los Juegos; y por otro, la perspectiva de los que participamos en ellos como deportistas”, añadiendo que “era el momento que habíamos esperado tanto y no podíamos fallar. Y no fallamos: llegó el 25 de julio, eran los XXV Juegos de la era moderna; finalmente unos Juegos Olímpicos en casa; años de preparación, de esfuerzo, tensión y mucho trabajo callado..; años de una tremenda ilusión que, por fin, empezó a hacerse realidad en aquella ceremonia de inauguración verdaderamente deslumbrante”.

Finalizó su intervención recordando que esos valores que están en la base del deporte y del Olimpismo, “son los principios que, en última instancia, dan sentido a los Juegos Olímpicos: la búsqueda de la excelencia desde la honestidad, la competitividad acompañada siempre del respeto por el competidor, la rivalidad unida al compañerismo e incluso a la amistad, el juego limpio, el respeto a las reglas… Un verdadero código de conducta y de valores, y una auténtica escuela de vida, que ha forjado el comportamiento de miles de deportistas durante las sucesivas Olimpiadas”.

Tras la llegada de la Llama Olímpica y de la Bandera Olímpica y Paralímpica al escenario para dar inicio el primer relevo, se puso fin a la actividad.

El 25 de julio de 1992, se inauguraron los Juegos Olímpicos de Barcelona en los que Su Majestad el Rey fue abanderado de la delegación española y, el 3 de septiembre de 1992, los Juegos Paralímpicos. En Barcelona se vivió uno de los episodios más significativos y transformadores de su historia contemporánea. Por eso, a través del programa de actividades se pretende mantener vivo el recuerdo de los juegos y poder interpretar lo que significaron dentro de su contexto.

Además del Rey, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont,  la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, Thomas Bach y Philippe Craven han intervenido mostrando el apoyo de este aniversario y el valor de las olimpiadas en este acto institucional de reconocimiento a los atletas olímpicos y paralímpicos de Barcelona ‘92, al que han axistido deportistas olímpicos, representantes políticos, los presidentes de los Comités Olímpicos y Paralímpicos Internacionales, Thomas Bach y Philippe Craven, respectivamente y los responsables de la organización de los juegos, asi como Iñigo Méndez de Vigo,  Alejandro Blanco, entre otras personalidades.

Felipe de Borbón fue el abanderado del equipo olímpico español en la ceremonia de inauguración y participó como deportista en el equipo de vela. El entonces príncipe de Asturias obtuvo un diploma en la modalidad “Soling” de Vela junto a Fernando León y Alfredo Vázquez consiguiendo un sexto puesto en la clasificación general.

Sus palabras en la conmemoración han estado más que emotivas en el recuerdo a su participación en las mismas.

La de hoy es la quinta ocasión en la que el Rey ha viajado a Barcelona desde el inicio del año. En febrero estuvo en la inauguración del Mobile Word Congress; en mayo presidió la entrega de becas en La Caixa; en junio, junto a la reina Letizia, en Girona, asistió a las actividades organizadas por la Fundació Princesa de Girona y hace once días se desplazó a la academia militar de Talarn para presidir la entrega de despachos a los suboficiales del Ejército de Tierra.

Homenaje a Maragall

Los relevistas, más de 30, han iniciado su camino en el Palauet Albéniz, donde un par de horas antes de que Rebollo recreara su lanzamiento, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha rendido un sentido homenaje al predecesor en el cargo que hizo posible los Juegos Olímpicos de 1992, Pasqual Maragall, que ha asistido al acto oficial de celebración de los 25 años de aquel evento irrepetible.

Carles Puigdemont calificó los últimos 25 años de “historial de éxito” y recordó el esfuerzo, y la implicación, de todos y, en la misma línea que el Rey, recordó lo que puede hacerse con el esfuerzo de todos.

“Fueron los Juegos de todos y para todos, un reflejo de la forma de ser de los catalanes”, recordó, en castellano, el presidente de la Generalitat.

“Los Juegos fueron la suma de muchas manos y muchas voluntades, pero no hubieran sido posible sin una persona con un liderazgo excepcional, que veía más allá y se rodeó de un equipo magnífico. Y lo hizo con generosidad, anteponiendo el interés general. El verdadero motor de los Juegos fue Pasqual Maragall”, ha asegurado Colau en presencia del exalcalde olímpico, acompañado en todo momento por su esposa, Diana Garrigosa.

El acto del Palauet Albéniz, el segundo del día presidido por el rey Felipe, ha servido de reconocimiento también para el desaparecido expresidente del COI, Juan Antonio Samaranch, para quien el actual mandatario del organismo, Thomas Bach (que reveló que al perro que tenía en aquella época le llamó ‘Cobi), ha pedido que la ciudad “valore el reconocimiento que se merece”.

A las 22.30 horas, en la plaza de Catalunya, el exjugador de básquet Juan Antonio San Epifanio, ‘Epi’, y la atleta paralímpica Purificación Santamarta han sido los últimos relevistas en llevar la llama hasta el arquero, el mismo de hace 25 años, Antonio Rebollo, que, no sin algún incidente (a Epi se le ha apagado el fuego), ha prendido la punta de la flecha y ha apuntado para mantener el espíritu olímpico vivo en Barcelona en este 2017.

 

Redacción primacíatv

 

Check Also

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha reunido con los cónsules de los países con víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils.

RELACCIÓN DE CONSULADOS ASISTENTES A LA REUNIÓN INFORMATIVA CON LA SRA. VICEPRESIDENTA DEL GOBIERNO Y …

Uso de cookies

PrimacíaTV.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR