A huge collection of 3400+ free website templates JAR theme com WP themes and more at the biggest community-driven free web design site
Home / Actualidad / UNA GRANADA ANA ISABEL ESPINOSA

UNA GRANADA ANA ISABEL ESPINOSA

 ANA ISABEL ESPINOSA

UNA GRANADA

No es el hecho de tirar una granada más que una advertencia que la cordialidad, el apego o la solidaridad están muertos. Hacerlo en un Centro de menores, una apología política de bravuconadas que tienen consecuencias penales.

Pero lo peor es que quienes inflaman los ánimos viven de los impuestos de todos, también de aquellos que quieren que las mujeres vayamos siempre un paso más atrás. Es muy complicado ponerse a pensar en las causas y las consecuencias de actos políticos que llevan décadas fluctuando como la bolsa para solo beneficiar a unos pocos y perjudicar a muchos.

Es lo malo de los que piensan en votos únicos que cada uno de nosotros metemos en un cajita de cristal con nombre apocalíptico y de escasa visibilidad real. Porque no me digan que cuando lo hacen sopesan lo que pude pasar. Seguramente no porque todos, absolutamente todos,  miramos por nuestros huesos, por nuestros genes y por nuestro patrimonio. Miramos por la piel y los pellejos, por lo bueno y lo mejor, pero nunca por lo malo.

Odiamos a una cara sin rostro que se esconde tras una pasado de pateras, malos tratos, mendicidad, pegamentos y tirones de bolsos y solo vemos lágrimas nuestras con barro en las manos de ellos. Solo vemos lo que queremos ver porque no quitamos máscaras y nos parece más recomendable el modo enlatado que nos inculcó nuestra religión, nuestra cultura, nuestra familia y nuestro propio pensamiento cuadriculado.

La empatía no está para servirse en frio, ni para combinar palabras, ni para aplaudirse en los grandes organismo internacionales, para después dejarla a pie de calle con chanchas en invierno y bancos ocupados, saltos de valla eternos y pedazos humanos a partes iguales. ¡¡Dios lo que una granada puede hacer explotar!! Muchísima furia, muchísima rabia, mucho dolor y muchas lágrimas, azuzando el fuego, el rencor, el afán político y el deseo de gobernar, de empoderar a los suyos y de castigar a todo lo que se menee. Porque la malicia recorre las calles y habla bajo, alucinando a oídos atentos y mentes estrechas, tan caducas como las faldas de tubo, las manoplas o la calceta.

Somos tan antiguos que nos da todo miedo sin recordar que vinimos de árabes, visigodos, judíos y errantes; Que somos pueblo de nómadas encerrados en una piel vieja que visitaron tantos que nos regalaron creencias, penas y pocas glorias, aunque sí muchas guerras. Estamos hechos de postres musulmanes, mozárabes, judaizantes y penalizados. Hechos de clausuras, fuego de hogueras y tormentos.

De Quijotes y Sanchos apaleados, manteados, acusados y veladores de yelmos cuneros. De muchos que vagaron y transitaron estas tierras con una Biblia en una mano y una espada de doble filo en la otra .

Solo somos levas que encauzaron en Tercios remilgados, haciéndonos creernos alguien.

Muchos más que los que duermen apostillados en bancos con cartones de franela y frío en el pescuezo. Más que menores que perecen recluidos, solos, aislados, sin medios, dianas de doble filo de una inútil granada

Check Also

Pedro Sánchez investido presidente Del gobierno – Los ministros del nuevo Gobierno de coalición confirmados hasta ahora

El candidato socialista ha obtenido el apoyo previsto de 167 diputados y las 18 abstenciones …

Uso de cookies

PrimacíaTV.es utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR